Actualidad

Balón intragástrico: eficaz en la pérdida de peso

21 febrero 2017

Su efectividad ha sido demostrada en numerosos estudios médicos. No obstante, cabe destacar también que en el éxito del tratamiento juegan un importante papel factores como:

  • La experiencia del equipo médico

  • El seguimiento multidisciplinar el paciente reciba para obtener una pérdida de peso estable

  • La accesibilidad de todos los profesionales que necesita para hacer el correcto cambio de hábitos alimenticios y estilo de vida: especialistas en Aparato digestivo y Obesidad, nutricionistas, psicólogos, etc.

  • El grado de compromiso del paciente con respecto al cumplimiento de las pautas y seguimiento que aconseje el equipo médico.

Como vemos, son varios los factores que condicionan el éxito. Si estas variables se controlan, el paciente recibirá un tratamiento con muchos beneficios: sencillo, simple, eficaz, sin cirugía ni prácticamente riesgos asociados, y que permite deshacerse de los kilos de más y mejorar la salud.

Una muestra de ello son los resultados de un estudio multicéntrico (*) que recopila los datos de más de 250 pacientes tratados con balón intragástrico en diferentes centros médicos de Roma (Italia), Madrid (España) y Lieja (Bélgica).

La investigación tenía como finalidad dos objetivos:

  1. Valorar la eficacia del balón intragástrico como tratamiento de la obesidad entre los 6 y 42 meses después del tratamiento.

2. Valorar la mejora de comorbilidades asociadas a la obesidad tras el tratamiento con balón intragástrico.

Los resultados son claros:

La media de índice de masa corporal (IMC) se redujo un 28,6 ± 0,4 al inicio, un 25,4 ± 2,6 kg / m2 a los 6 meses y 27,0 ± 3,1 kg / m2 en 3 años.

La media de exceso de pérdida de peso fue de 55,6% a los 6 meses y el 29,1% a los 3 años.

Tan solo un 18% tuvo complicaciones leves asociadas a la colocación del balón intragástrico: fuga (28), intolerancia (14), úlcera duodenal (2), gastritis (1), esofagitis (1), pólipos duodenales (1).

La tasa de pacientes con hipertensión disminuyó del 29% al inicio del estudio a un 16% a los 3 años. La diabetes disminuyó de un 15% a un 10% y la hipercolesterolemia (colesterol en sangre) disminuyó del 32 al 21%.

Como conclusión, el balón intragástrico es una opción segura y eficaz en pacientes con sobrepeso. Ayuda a reducir la progresión de la obesidad y disminuye la prevalencia de una serie de importantes enfermedades asociadas al exceso de peso.

 

* El estudio médico al que se hace mención en este artículo es: Multi-Centre European Experience with Intragastric Balloon in Overweight Populations: 13 Years of Experience, publicado en la prestigiosa revista médica OBESITY SURGERY Obesity Surgery. April 2013, Volume 23, Issue 4, pp 515-521.

Balón intragástrico: eficaz en la pérdida de peso