Cápsula endoscópica

Sistema de diagnóstico no invasivo de las enfermedades especialmente referidas al intestino delgado

La exploración se realiza con una video-capsula del tamaño de una píldora, que el paciente deglute. En función de la velocidad del tránsito, la cámara es capaz de captar mas o menos fotos, llegando a capturar hasta 35 fotogramas por segundo.

A través de radio-frecuencia ó WIFI, la cámara manda una señal desde el interior del cuerpo, que es captada por un sistema receptor dentro de la propia cápsula que almacena las imágenes. Posteriormente, se crea un video de todo el proceso digestivo, que normalmente es de unas 8-10 horas, dependiendo del modelo.

Este procedimiento no genera ninguna molestia debido a su reducido tamaño. El avance de la cápsula se realiza a partir de los movimientos peristálticos del tubo, por lo que durante las ocho o diez horas que dure la exploración el paciente podrá desarrollar su actividad diaria normal sin alteraciones. Es indoloro y no requiere de sedación alguna, se puede realizar de forma ambulatoria.

Se trata de una técnica muy bien tolerada por los pacientes, y en algunos casos, ofrece alternativa a la endoscopia convencional para el estudio del aparato digestivo. Se prescribe fundamentalmente para hemorragias de origen desconocido siendo la patología principal para la cápsula.

La preparación que necesita es una dieta baja en residuos, para que el intestino quede libre de alimentos. Esta técnica diagnóstica no permite la realización in situ de técnicas terapéuticas, la toma de biopsia ni dilataciones.

Descargar preparación

 Contacte con nosotros para una información personalizada

SOLICITE SU VISITA A NUESTRO CENTRO

Cápsula endoscópica